Mostrando los 12 resultados

Los primeros discos de larga duración se comercializaron hacia 1948, aunque ya existía un precedente de este formato, desarrollado en 1930. Este tipo de disco fue la principal manera de publicar música grabada desde la década de 1950 hasta la de 1980.